Pamela y Tatiana son las fundadoras de Duke Blumönd

Tatiana lleva dentro del mundo de la moda desde la infancia. De niña pasaba las tardes en la fábrica de marroquinería de su padre y disfrutaba viendo como diseñaban y confeccionaban los bolsos y maletas que se vendían por todo el mundo. Mas tarde, ya de adolescente la fábrica comenzó a fabricar para Dior y Loewe, y le despertó mucho interés por el mundo de la moda.

Tras vivir en Londres, se trasladó a París, donde trabajó colaborando con revistas de moda y viviendo el mundo de la Alta Costura y las pasarelas de los grandes de la moda en París. Tras estudiar diseño de Calzado en Alicante y París, adquirió la licencia de Hannibal Laguna y se dedicó a diseñar y confeccionar los modelos de las Pasarelas para después pasar a las ventas de la firma. Finalmente decidió diseñar para sí misma y crear una firma.

Mientras tanto Pamela recorría el mundo trabajando en el sector bancario. 

Es una apasionada de la aventura pero también es una amante incondicional de los buenos zapatos y está convencida de que, como prueba la historia de Cenicienta,  “un nuevo par de zapatos puede cambiar tu vida”. Quizá por ello se enamoró de los diseños de Tatiana a quien conoció por casualidad en Alicante y con quien entabló una buena amistad.  

De esa amistad y del amor por el diseño y los buenos zapatos nació nuestra marca, Duke Blumond,  que espera poder vestir los pies de toda la familia, desde los más mayores hasta los más pequeños. 

Así puede resumirse la historia de un proyecto ilusionante, impulsado por una gran dosis de energía, pasión e ilusión por crear un calzado que aspira a combinar elegancia, glamour, identidad española y estilo propio, pero también absoluta comodidad y bienestar. 

Tatiana Climent y Pamela Martínez